¡ABRACADABRA….QUESO DE CABRA!

Como sabéis tenemos un cole único y muy, muy especial. En él siempre ocurren cosas realmente fantásticas. Pero, alguna que otra vez a lo largo del año, los niños y niñas salimos de nuestras aulas en busca de nuevas aventuras. Ya antes de las vacaciones de Navidad habíamos estado contando los días que faltaban para que este momento llegará….Y después de mucho esperar , al fin llegó. Con nuestras mochilas cargadas de.

¡¡ RICO, RICO Y CON FUNDAMENTO!!

    Después de la visita de Maxi nuestras clases se convirtieron en coloridos mercados y en equipadas cocinitas, donde no faltaban todo tipo de utensilios y cocineros uniformados, con los que aprenderíamos qué alimentos forman la pirámide alimenticia, su orden y la frecuencia con que debemos tomarlos. ¡¡Cómo molan estas cocinitas!! Con buenos ingredientes y fina creatividad ¡¡rico,rico sale todo listo para emplatar!! La maestra nos preguntó qué sabíamos.

Cocinando ilusiones

Casi sin darnos cuenta ha pasado todo un trimestre y ya han llegado los turrones, las calles iluminadas, la carta a los Reyes Magos… También hemos recibido nuestros trabajos y boletines, donde se deja entrever todo lo que hemos aprendido en tan poquito tiempo. Ha sido poquito pero ese saquito de sabiduría que todos llevamos, lo hemos llenado no solo de conocimientos sino de preciosas experiencias. Para ponernos en marcha.

¡A COMER, LA MESA ESTÁ PUESTA!

Después de haber hablado con Maxi, ¿os acordáis?, la niña que de tanto comer chuches y chocolate se había convertido en un huevo kínder… Pues bien, todo el mundo se puso manos a la obra. En menos que canta un gallo la magia del cole comenzó a funcionar y las clases se llenaron de cocinitas, tiendas, ruedas de alimentos, menús… ¡una locura!Pero claro, una locura sana, divertida y saludable.  .

El cole huele a chocolate…

¡Qué nervios!, ¡qué ilusión!, volvíamos al cole después de un divertido verano que para muchos se había hecho muy corto. Muy morenitos y con ganas de volver a ver a nuestros amigos y amigas entramos en las clases y comenzamos a contarnos todas nuestras aventuras veraniegas. Volvimos a nuestras rutinas diarias y en poco menos de una semana estábamos todos en marcha para empezar una nueva aventura escolar. Los días.